• facebook
Barranco de Elvira Sánchez (Haría)

Barranco de Elvira Sánchez (Haría)

En el norte de Lanzarote, fiel a cada estación húmeda, brota la vida en su máxima expresión. Reducto de biodiversidad, en muchos casos endémica, el barranco de Elvira Sánchez es un espectáculo que debemos disfrutar y proteger a la vez. Al igual que el resto del territorio insular es frágil y delicado por lo que es nuestra responsabilidad preservarlo.

Nace en el corazón del valle de Haría, desplazandose hacia el oeste a través de un barranco sinuoso y plagado de vegetación hasta alcanzar el Risco de Famara en un lugar conocido como “El Bosquecillo”.  El barranco de Elvisa Sánchez, es sin duda, un reservorio de especies tanto vegetales como animales. Este año destaca la floración del Tajasnoyo, una herbácea perenne de gran tamaño que puede alcanzar el metro y medio de altura.

El papel que jugamos, nosotros, los habitantes de la isla se vuelve fundamental para la coservación de un tesoro ambiental como este. El respeto y la conservación deben primar por encima de otro interés.  Desde Agüita con el plástico nos alegramos al encontrar un espacio muy limpio, casi libre de plástico, algo que sin duda pone de manifiesto el compromiso de la sociedad por conserva algo irrepetible  creado por la naturaleza hace millones de años.

Lagarto (Tizón de Haría), abejas sobre flor de Tajasnoyo, ramas en flor del Tajasnoyo (Ferula Lancerottensis)

BWF-2505  BWF-2444BWF-2438BWF-2429

 

 

 

 

 

D 7200 + Nikkor 85 f3,5 macro, Nikkor 35 f1,8 + Nissin i40