• facebook
Cadena de favores

Cadena de favores

Un título un poco extraño para unas fotos de naturaleza pero que resume muy bien la historia que quiero contar. Todo comenzó  en el año 2000 organizando un despacho para un nuevo TT.OO que comenzaba a trabajar en la agencia de viajes. Buscando mobiliario, encontré lo que quedaba de un ficus olvidado en una maceta dentro de un almacén; la verdad fue que al verlo tuve la certeza de que se había secado, se le habían caído todas las hojas y la tierra de la maceta estaba prácticamente seca. Sin embargo, me lo llevé a casa  le cambié la maceta y la tierra y después de tanto tiempo le di de beber.

Pasó el tiempo y obró el milagro, había conseguido salvarlo y pronto se llenó de hojas verdes, arropado y brillante. Como estaba plantado en una maceta apenas aumentó de tamaño, pero se le veía sano y fuerte. Pasaron los años y en el 2005 me mudé a otro domicilio. En esta nueva casa disponiendo de un pequeño jardín ¡por fín! lo liberé de la “maceta-carcel” en la que tanto tiempo había vivido.

La vida se abrío paso a toda velocidad y aquel pequeño arbusto comenzó a crecer imparable hacia el cielo, cuidado, podado y sin faltarle el agua. Con el paso de los años ha crecido hasta los 8 mt de altura y agradecido nos ofrece una sombra agradable en verano y protectora en invierno.

Entonces comencé a escuchar el canto de un pajarillo que nunca había oído antes, un canto alegre, vivo y variado que te llena el alma de alegría. Descubrí con sorpresa que nuestro generoso ficus había llegado a un pacto con unos animalillos muy especiales: ” a cambio de tu canto podrás criar entre mis ramas” le dijo. El pajarillo, un pardillo (Acanthis cannabina harterti) aceptó el reto y desde hace varios años son fieles a su cita anual.

Cadena de favores, así debería  entender el ser humano a la naturaleza, un espacio donde todos tienen cabida, donde todos pueden prosperar y donde el futuro siempre estará garantizado. A mi  me llena el alma.

SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC

1 Comentario

  1. armando Acuna · abril 16, 2015

    Y la cadena sigue por que el ficus y el pajarito te inspiraron este texto y fotos que yo he disfrutado.
    Entender esta cadena es mas bien una actitud , un estilo de vida, que nos abre los ojos para entender el medio en el que vivimos.
    Gracias